Escribir con el celular medio dormido es como mirar el sol.